¿Como entrenar para correr 90km?

Tenemos que comenzar platicando que el sábado 10 de Octubre, aproximadamente entre 10am y 10:30am, Manuel y yo estábamos cruzando la meta del maratón de Chicago. Manuel estaba completando el segundo maratón de su vida y yo estaba calificando para el maratón de Boston 2017. Ni Manuel, ni yo, sabíamos en ese entonces que en tan solo dos meses después estaríamos intentando correr 90km en el desierto. Más de dos veces lo que habíamos corrido ese día…

Dicho esto, entre Julio hasta el maratón de Chicago, seguimos estrictamente un entrenamiento diseñado para correr un marathon a un paso veloz y constante, que en mi caso me ayudaría a calificar al maratón de Boston y en el caso de Manuel lo ayudaría a lograr un nuevo record personal. Una vez que habíamos acabado el maratón y no más de dos semanas después, cuando nació la loca idea de correr 90 km en el desierto, seguimos un entrenamiento estructuralmente similar con un incremento en distancias largas los fines de semana en el bosque y en montañas a altura. 

Juan Manuel García, extraordinario humano y coach del equipo Juanson Running, con más de 25 años de experiencia, estuvo a cargo de ponernos en forma tanto para Chicago, como para la expedición por el desierto. Más o menos, la estructura de sus entrenamientos se ven así:

 

Martes:

Calentamiento: 2 km trotando & rutina de 9 ejercicios de activación de pierna.

Bootcamp: circuito de fuerza de piernas, brazos, abdomen y core.

Miércoles:

Distancia larga en ciudad: entre 16 km a 21 km a paso constante que va desde 4:00 min x km a 4:35 min x km. 

Rutas en la ciudad con subidas, bajadas y planos

Jueves:

Calentamiento: 2 km trotando & rutina de 9 ejercicios de activación de pierna.

Intervalos de velocidad y ritmo: entre 4 a 8 vueltas al un circuito de 2 km a paso veloz. A veces concentrándonos en subidas.

Sábado:

Distancia larga en montaña: entre 18km a 32km a paso constante y veloz. Usualmente salimos al Nevado de Toluca,  El Valle del Conejo, La Pila, Desierto de los Leones  & Iztaccihuatl.

Domingo, lunes y viernes:

Descanso o otras actividades complementarias como yoga, natación, bicicleta, o escalada.

 

Conforme avanzan las semanas, la siguiente incrementa en dificultad, velocidad y fuerza hasta un punto, que normalmente es 2 o 3 semanas antes del reto que tengas encima.

Sin duda los entrenamientos más divertidos, los que alimentan más nuestro espíritu y energía, y ayudan más para correr ultra distancias, son las salidas al bosque y montañas a altura. Como cuando corremos en el Nevado de Toluca que se encuentra a aproximadamente 4000 metros sobre el nivel del mar. 

Estábamos realmente sorprendidos cuando acabamos de correr de que tan fuerte estábamos, considerando que nunca antes habíamos corrido 90km en nuestras vidas. No nos tomo mucho recuperarnos. Como adictos al crack, recién acabada la corrida, ya estábamos fantaseando con correr de nuevo, pero nunca sin el entrenamiento adecuado, que naturalmente solo se convertirá con el paso del tiempo en más demandante. 

Post escrito por Mauricio Díaz Arellano

Fotos de: Daniel Almazán Klinckwort

¡Comparte e inspira!