Conociendo al Pueblo Seri

Un pueblo mágico en el desierto de sonora

Recuerdo claramente cuando era niño que mis padres estuvieron siempre metidos en ondas de ceremonias indígenas. Su manera de vivir su espiritualidad era a través de temazcales, ceremonias de ayuno en montañas, danzas del sol en bosques, y otras actividades similares. Como niño era divertido salir con esa frecuencia a la Naturaleza y ver a mis papás disfrutar tanto dichas actividades. Posteriormente, como adolescente, ya no fue tan divertido porque mis compañeros de escuela y amigos me molestaban diciendo que mis padres eran hippies y que hacían cosas de brujería y hechicería. Aún así, estas experiencias formaron una parte importante de mi crianza y obtuve muchas lecciones que acabaron siendo muy valiosas, sobre todo ahora que ya estoy viviendo la vida adulta (disque).

Una de las figuras más representativas de estas experiencias con espiritualidad indígena en mi vida, fue don Francisco Barnett, alias El Chapito. El Chapito es el hombre medicina de Punta Chueca, uno de los dos principales asentamientos del Pueblo Seri en la costa del estado de Sonora. Punta Chueca es un pueblo con una ubicación privilegiada en el borde del estrecho de mar que se forma entre la Isla del Tiburón y la masa continental sonorense. Las vistas, los atardeceres, el color azul potente del agua y los aromas salados marítimos hacen que esta pequeña población sea un lugar muy especial y de singular belleza.

Chapito con mi Mamá

Chapito con mi Mamá

Volviendo al tema de don Chapo, este sabio anciano formó una especial amistad con mi Mamá y se convirtió en algo así como un mentor y figura paternal para ella. Tanto así que este señor visitaba regularmente mi casa e incluso se hospedaba con nosotros cuando estaba de paso o iba a viajar hacia otro lugar. Esto ocurría con frecuencia, ya que Chapito, con toda su herencia cultural de conocimiento y tradiciones Seris, era invitado a cada rato a visitar países en Europa y en el extranjero para asistir a eventos y conferencias relacionadas con tradiciones indígenas de alrededor del mundo. Además de todo esto, el Chapito es conocido por sus cantos en su lengua original Comca’ac.

Francisco Barnett, “el Chapito”. Imagen de Wikipedia.

Francisco Barnett, “el Chapito”. Imagen de Wikipedia.

De niño me daba miedo el Chapito, con su cara solemne y sus añejas arrugas. De adolescente me fastidiaba tener a ese peculiar personaje durmiendo en mi casa. De adulto, me siento privilegiado de conocerlo, de haber tenido la oportunidad de compartir cosas con él y de poder platicar al mundo sobre este hombre y la cultura tan hermosa de su gente.

Por esta razón conozco y he tenido mucho contacto con el Pueblo Seri. Con mi Mamá visité muchas veces Punta Chueca y ella además se encargó de hacer numerosas colectas de ropa usada, de despensas y de todo tipo de recursos que pudieran aliviar la profunda pobreza en la que viven estas personas. Punta Chueca está bastante olvidado por la sociedad urbana de Hermosillo y por ello viven bastante marginados. Para generar ingresos, dependen de la pesca, de la venta de sus artesanías y del turismo que visita Bahía de Kino y el Mar de Cortés. Evidentemente, estas actividades económicas pasan por numerosas fluctuaciones a lo largo del año y eso hace que los Seris pasen por severos altibajos económicos.

Punta Chueca, un hermoso lugar olvidado por el hombre moderno

Punta Chueca, un hermoso lugar olvidado por el hombre moderno

Todo esto no borra el gran valor que tiene la cultura Comca’ac (su nombre original). Sus artesanías tienen un estilo único y un grado alto de complejidad artística. Su música y su idioma son joyas ancestrales que deben ser preservadas para generaciones futuras. Su conocimiento de herbología y su capacidad de aprovechar el desierto como una farmacia gigantesca para curar todo tipo de males, enfermedades y padecimientos humanos es un tesoro impresionante. La armonía que han sabido crear entre ellos y su ecosistema natural debería ser un caso de estudio para ser replicado. El problema es que el mundo no conoce la magia del Pueblo Seri y por lo mismo desconocen la posibilidad que tienen de conocer y potencialmente apoyar a esta gente tan especial.

Artesanía Seri. Imagen de Sonora Turismo.

Artesanía Seri. Imagen de Sonora Turismo.

Es por esto que tiene todo el sentido que la primera actividad importante de Aire Libre se lleve a cabo muy cerca del Pueblo Seri. La ruta del Proyecto Sonora (AL-01) pasará prácticamente por toda la costa del Pueblo Seri, aprovechando así la belleza de sus paisajes, pero también buscando beneficiar y aportar algo a sus comunidades. Queremos que más personas alrededor del mundo conozcan esta cultura y que algunos incluso decidan apoyarlos de alguna manera.

Mujeres Seris entre sahuaros gigantes. Foto de josedelrio.com

Mujeres Seris entre sahuaros gigantes. Foto de josedelrio.com

Por ahora, hay una oportunidad que puedes aprovechar ahora mismo para aportar de manera individual a este interesante proyecto para que pueda llevar recursos muy necesitados a los Seris. El 21 de diciembre que corramos 90 kilómetros por el desierto de Sonora, vamos también a llevarles contribuciones a estas personas. Tú también puedes contribuir y hay varias maneras de hacerlo:

  • Siempre se aprecia ropa usada en buen estado. Puedes traer la ropa a la dirección Ometusco 25, colonia Hipódromo, si vives en DF, y a Ignacio Romero 29A, colonia Valle Hermoso, si vives en Hermosillo.
  • Las despensas también sirven mucho. Para donar despensas, recomendamos que calcules la cantidad en dinero de despensas que quieras donar y que nos deposites ese dinero en la cuenta que te compartimos abajo. De esta manera, nosotros podemos comprar estas despensas en Hermosillo y llevarlas en auto a los Seris.
  • También simplemente se puede hacer una aportación de dinero. Estos son los datos para hacer una transferencia o depósito, es importante que el concepto sea “Donación” al realizar la transacción:
  • Nombre: Colectivo Glaciar SA de CV
    Banco: Santander
    Cuenta: 6550382851–8
    CLABE: 014180655038285187
  • Además de donar a través de tu banco, es posible también donar con PayPal, haciendo clic en esta liga.

Los Seris son un pueblo que debe ser preservado por los tesoros presentes en su cultura. El Proyecto Sonora pretende ser una manera de vivir una intensa experiencia de resistencia física, pero al mismo también servir para convertirse en un canal para que más personas puedan apoyar a comunidades como Punta Chueca y Desemboque. Es una manera sencilla y directa de compartir apoyo a quienes lo necesitan en estas venideras fiestas navideñas. La satisfacción que podemos obtener de apoyar a quienes lo necesitan, no tiene precio.

Paisaje del desierto por la Costa de Sonora. En esta región habita el Pueblo Seri. Foto de Virginia Morato.

Paisaje del desierto por la Costa de Sonora. En esta región habita el Pueblo Seri. Foto de Virginia Morato.